SEMANA SANTA EN SEVILLA.
Juan José Cabrero Nieves

Las Semana Santa como fiesta religiosa, que rememora la Pasión y Muerte y Resurrección de Cristo, está muy extendida por todo el mundo, pero tiene un arraigo muy singular en Andalucía, por el carácter participativo, y la forma que tiene de entender la religiosidad popular.
Orígenes:
procesion disciplinantes..jpg
Procesión disciplinantes.

Existen estudios muy profundos y documentados, que atribuyen sus orígenes de la Semana Santa, a las procesiones rogatorias penitenciales que se celebraban en Italia, durante los días cuaresmales en la baja edad media.
Estas procesiones penitenciales, según relata Ortiz de Zúñiga en sus Anales de Sevilla, fueron traídas a Sevilla por San Vicente Ferrer en 1408, aunque se conocen prácticas parecidas en Castilla con anterioridad a esta fecha, pudiendo fijar como ya a mediados del siglo XIII se celebran procesiones de disciplinantes en la ciudad poco después de su conquista.
Consistían estas procesiones en una fila de fieles, que tras un crucifijo alzado portado por algún clérigo, iban realizando alguna mortificación o disciplina, normalmente flagelándose, llamados por ello de sangre, mientras que los que portaban velas encendida se les conocía como cortejos de luz.

Cofradía y Hermandad
nazareno primitivo.jpg
Nazareno primitivo

Estas procesiones podían ser organizadas por alguna congregación o reunión de personas, que con estatutos particulares aprobados por la autoridad eclesiástica, se trataban como hermanos, y tenían como objeto el ejercicio de actos piadosos, el culto a Dios, a la Virgen o a los Santos.
Las asociaciones que organizan estos cortejos, se conocen como Cofradías o Hermandades, siendo sinónimas ambas pues, Cofradía o Confraternidad viene del latín Confrater que quiere decir reunión de personas que viven como hermanos, que es lo mismo que Hermandad, solo que ésta última viene del significado en castellano de hermano, siendo esta acepción más moderna que la primera.
Hay también quien diferencia unas de otras, por el matiz de que, Cofradía se refiere a una agrupación de individuos de una determinada profesión u orden social, mientras que la Hermandad en cambio fue creada para integrar en ella a individuos de diferentes profesiones, tipos sociales y razas. No había diferencia alguna entre ambas, salvo la diferencia sustancial de sus componentes. Sea como fuere, hoy día en el argot cofradiero sevillano, se llama cofradía, a la hermandad cuando está en procesión por la calle.
Estación de Penitencia.
estacion penitencia catedral.jpg
Estación de Penitencia en la Catedral

Es cierto que las primeras hermandades, estaban constituidas por cofradías gremiales, que profesaban la devoción a algún titular y que se obligaban por reglas o estatutos a hacer estación de penitencia, Consistente ésta en procesionar formando cortejo a adorar al Santísimo Sacramento, que se veneraba en el Monumento Eucarístico, acompañando a sus Sagrados Titulares. Al llegar ante el Santísimo, los cofrades se arrodillaban y rezaban una estación menor y los pasos con las imágenes de los Titulares, se volvían en señal de respeto y veneración.
Estos monumentos solían estar en parroquias y conventos cercanos, a los que tenían que desplazarse para hacer la Estación de Penitencia. Más adelante y por motivos organizativos, se unificó el criterio de hacer que, todas las cofradías concurrieran a la Catedral para éste fin.

Organización:

Las hermandades o cofradías, están dirigidas por una Junta de Gobierno, constituida por un Hermano Mayor, Teniente Hermano Mayor ó Consiliarios que ayudan o aconsejan al Hermano Mayor, los mayordomos que son los tesoreros, secretarios, fiscales y diputados. Los cargo que desempeñan una función más concretas relacionadas con la Semana Santa, son los Priostes encargados de montar y desmontar los pasos, además de los altares de culto, y el Diputado Mayor de Gobierno, que es el único responsable de organizar y dirigir la cofradía, mientras se realiza la estación de penitencia por las calles de Sevilla.

Ingreso en una hermandad:

Para ingresar en una hermandad, el único requisito que se exige, es el de estar bautizado, además y esto varía según las distintas hermandades, ser presentado por otro hermano y en algunos casos, también es necesario participar en un cursillo preparatorio.

Las imágenes.
paso Cristo.jpg
Paso Cristo

Con la evolución de los tiempos y los distintos estilos artísticos, las imágenes sagradas también han ido cambiando, siendo sin duda alguna el estilo por excelencia de la imaginería sevillana el barroco, aunque éstas se realicen en época contemporánea. Es el estilo de la Contrarreforma, donde el genio del artista es capaz de transmitir la divinidad de la talla a los fieles.
Entre los imagineros que más han sobresalido en la talla de imágenes sevillanas podemos destacar a Francisco de Ocampos, Martínez Montañés, Juan de Mesa, Francisco Ruiz Gijón, Pedro Roldán, Cristobal Ramos y Astorga; y entre los más recientes a Castillo Lastrucci, Antonio Illanes, Fernández Andes, Sebastián Santos Rojas, Luis Álvarez Duarte, etc.

Los pasos.
Paso Palio.jpg
Paso Palio

En el trascurso de los años, y sobre todo desde la celebración del Concilio de Trento, en su empeño por contrarrestar el protestantismo, hizo que estas simples procesiones se fueran configurando como actualmente las conocemos, así los disciplinantes de sangre, fueron prohibidos conservándose hoy día solo los cortejos de penitentes de luz.
Los crucifijos alzados, fueron sustituidos por imágenes portadas, primero en pequeñas andas y más tarde en los “pasos”, cada vez de mayor tamaño y mas enriquecidos.Las escenas o misterios de la pasión, salieron de los altares de las iglesias a la calle, para ser paseadas y mostradas a todo el pueblo, con el fin de evangelizar a una población analfabeta, y así poco a poco fueron tomando la fisonomía como la conocemos actualmente.
En la Semana Santa sevillana contemporánea, existen tres tipos fundamentales de andas, tronos o “pasos”, como se llaman aquí.

Paso de Misterio.jpg
Paso de Misterio

Los llamados pasos de Cristo o Nazareno, que portan solo al Señor, bien clavado en la cruz los primeros, o portándola los segundos. Los de Misterio, donde Jesucristo, es acompañada por otras figuras secundarias formando una escena o episodio de la Pasión. Y por último los pasos de “palio” donde la Virgen, tanto sola como acompañada por San Juan, se sitúan bajo un dosel o palio.
El tamaño y dimensiones depende del tipo de paso, así los de Cristo o Nazareno y los de palio, son más pequeños que los de Misterio, por la razón obvia de que estos últimos portan mas figuras que
los otros. El más llamativo de todos por su configuración, es el llamado de “palio”.
El palio es un dosel sostenido por varales que se utiliza en las procesiones para resguardar al sacerdote que lleva el Santísimo Sacramento, reliquias o imágenes, aunque también puede ser utilizado por el Papa, prelados y reyes. El llamado palio de respeto, se utiliza en los cortejos religiosos, tras la imagen que procesiona, pudiendo ser éste el motivo por el que la Virgen, que se sitúa tras el paso del Señor, se adoptara su utilización en las andas donde era portada. También hay quien lo asimila como templo portátil donde cobijar a la Madre de Dios. Se tiene noticias que en Sevilla se empezó a utilizar a principios del siglo XVII.
Los costaleros.
costaleros y trabajaderas.jpg
Costaleros y trabajaderas

En España en general y en Andalucía en particular, existen varias formas de portar las andas o pasos procesionales. En el caso concreto de Sevilla, la única existente es el llevado por “costaleros”. Consistente esta técnica en que las personas que lo portan, se situan bajo el paso, y llevan la carga de las imágenes y el paso sobre el cuello, que se protege con un “costal”, de ahí su nombre, que es una tela con relleno que se colocan en la cabeza, apoyada ésta en una trabajadera, o palos transversales que sostienen al paso.
Hasta no hace muchos años, los costaleros, provenían de los cargadores o estibadores del puerto, sin embargo la pérdida de esta actividad, hizo que en la actualidad los costaleros, casi en su totalidad, nada tengan que ver con esta profesión, siendo hermanos de la corporación donde portan los pasos, realizando al igual que el hermano nazareno, con cera o crus, su estación de penitencia.

Persecución religiosa

Durante la Segunda República proclamada en 1931 se generó un movimiento anticlerical en Sevilla que castigó seriamente a las hermandades ya que se quemaron varias iglesias y conventos, así como imágenes y enseres de hermandades como esculturas religiosas y ornamentos y objetos litúrgicos de gran valor artístico y espiritual, "siendo lo más doloroso, la pérdida de las Sagradas Imágenes de su devoción".
Marchas procesionales.
banda de cornetas y tambores.jpg
Banda de cornetas y tambores

Los cortejos penitenciales eran acompañados por trompetas dolorosas, que con sus sones tristes y lúgubres hacían llamar al recogimiento a los espectadores de las procesiones.
Este acompañamiento musical, fue sustituido más adelante por otro con instrumentos de viento, como el oboe, el clarinete y el fagot, cuyas composiciones también eran de carácter tristes.
Ya en época más reciente, fueron incorporadas las bandas de cornetas y tambores para los pasos de Cristo y Misterios y las bandas de músicas para los de palio. Este acompañamiento musical sirve, además de realzar el transcurrir de los pasos, para acompasar el andar de los costaleros.
Existen bellísimas composiciones musicales, llamadas marchar procesionales, entre las más conocidas están, Amarguras, Jesús de las Penas, Ione, Pasan los campanilleros, Estrella Sublime, Aguas, Pasa la Macarena, Soledad dame la mano y La Madrugá, entre otras muchas.
Entre los músicos que escribieron composiciones procesionales, podemos destacar a Manuel Fon de Anta, Manuel López Farfán, Vicente Gómez-Zarzuela, Pedro Morales, Pedro Braña y entre los mas actuales a Abel Moreno y Manuel Marvizón.

Túnicas
tunica nazareno cola.jpg
tunica nazareno cola

En Sevilla la hermandad del Silencio fue la primera que utilizó la túnica de nazareno, consistente en una túnica de lienzo morado, soga de esparto ceñida al cuerpo desde las axilas a la cintura, cabellera de fibra vegetales teñidas que la cubría el rostro, corona de espinas en las sienes, pies descalzos y cruz sobre los hombros. Conociéndose así a los primeros nazarenos de Sevilla.
Pero en sus orígenes, la prenda que usaban los disciplinantes durante su mortificación era blanca durante la flagelación, con pecho y espalda descubierta, y atada la prenda con una soga a la cintura.
La cabeza era cubierta con un capuz muy ajustado a la cabeza. Este atuendo fue modificándose has llegar a como lo conocemos en la actualidad, y con los colores y tipos de tejidos que cada corporación tiene descritas en sus reglas. Básicamente se componen de:
Antifaz, cinturón de esparto ó cíngulo y túnica que puede ser de cola, ó si no lo es, puede llevar capa. El antifaz se sostiene interiormente con un el capirote, pieza impuesta en la Inquisición como señal de castigo y de penitencia, y que consiste en un armazón de forma cónica realizada en cartón, aunque al principio se sostenía mediante un alambre o pieza metálica.
Si el hermano nazareno porta una cruz, se llama penitente, y entonces por motivos prácticos, no lleva capirote el antifaz, cayendo éste por la espalda.
La capa, es identificativa, en su mayor parte, por a las cofradías de barrio o de corte más alegre, mientras que las cofradías mas serias o de silencio, utilizan túnicas con cola de ruan negro.
Sin embargo al parecer la primera hermandad que introdujo la capa en la indumentaria del nazareno, fue la Quinta Angustia, en 1857, siendo una hermandad considerada de las serias.

Semana Santa en Internet
La presencia de la Semana Santa sevillana en Internet y las redes sociales es muy amplia y diversa pues son muchas las personas que la viven desde muchos aspectos diferentes, culturales, religiosos, artísticos y turísticos. Se han seleccionado estas tres Webs, como las de mayor calidad que cualquier internauta puede encontrar en Internet:
Arte Sacro
Pasión en Sevilla (Abc)Hermandades de Sevilla


Juan José Cabrero Nieves